Creatividad

Están entre Nosotros (segunda parte)

Hace una semana nos enteramos que la realidad puede sorprendernos. Nos encontramos con uno de los miembros de La Orden de los Libertos (quienes no leyeron la primera parte de este relato pueden buscar Están entre nosotros - Primera Parte). En esta oportunidad, vamos a compartir un dialogo que tuvimos con Erik (así se hace llamar) para saber un poco más acerca de quiénes son “los libertos” y cuáles fueron sus motivaciones al fundar la orden.

Rodrigo- Antes de que nos metamos de lleno en La Orden me gustaría que me cuentes porque elegiste el nombre Erik para que se te conozca en la Orden

Erik- Elegí ese nombre por el explorador noruego vikingo del siglo X, Erik el rojo, quien fundo el primer asentamiento en Groenlandia (La Tierra Verde/GreenLand). Fue un buen líder y llevo a su pueblo a la libertad, que a fin de cuentas, es lo único que hay que lograr.

R- ¿Todos en la orden se eligen un nombre diferente de alguna figura?

E- Sí. Pero no es algo que hayamos inventado nosotros. San Martin por ejemplo se eligió el nombre de Arístides, un estadista y estratego ateniense del siglo V a. C que participo en las Guerras Medicas. Es algo común que cuando alguien se inicia en una orden se cambie el nombre o se elija uno a modo de seudónimo para que se lo conozca entre el grupo.

R- Contame de la Orden entonces. Se llaman La Orden de los Libertos. ¿Por qué el nombre y cómo llega a formarse dentro de la Universidad?

E- Un liberto o liberatus era un esclavo de la Roma Imperial que luego de combatir como gladiador durante muchas batallas conseguía su libertad. En estos tiempos, si bien la esclavitud ya ha sido abolida, no podemos negar que nuevas formas para esclavizarnos nos rodean y nos sometemos a ellas voluntariamente. Una de las formas más claras y perceptibles es el sometimiento a las redes sociales, la constante necesidad de exposición a que nosotros mismos nos sometemos. Además, la búsqueda constante de resultados rápidos y fugases, que así como llegan se van. La Orden surgió como un espacio en el que ninguna de esas tormentas colectivas nos iba a atrapar. Lograr liberarnos del apuro, lo rápido, lo exitista, de publicarnos en Facebook o Instagram es ya un logro en estos tiempos. Y aunque quizás no lo creas, muy pocos (y su voz resalta el muy) logran sacarse esas cadenas sociales para tener un encuentro intelectual, emocional, espiritual, mágico como el que se produce en nuestras reuniones. El cómo se forma la orden sería una historia larga de contar, pero básicamente te puedo decir que hace muchos años surgió la necesidad de crear un espacio que escapara a la rutina encasillante de la vida académica, en el que nos diéramos tiempo para leer otros libros y textos de nuestro agrado y curiosidad, o para escuchar música y charlar de cosas importantes, no urgentes, como generalmente pasa. No queríamos crear ni un grupo de estudiantes, ni reclamarle nada a nadie, ni que nos voten ni que nos publiciten. Ya hay mucha gente ocupada en esas cosas.

R- Cuando decís de tener “espacio” para la reflexión ¿Hablas de un lugar en específico dentro de la universidad como si dijéramos la biblioteca o no?

E- Bueno. Es obvio que en un lugar físico determinado estamos, lo cual no quiere decir que siempre sea el mismo. La biblioteca parecería ser un lugar propicio para este tipo de cuestiones pero no siempre es así. La universidad en su estructura ha ido cambiando mucho, pero si prestas un poco de atención podrías ver donde nos reunimos.

R- No entiendo a qué te referís.

E- Por ejemplo. Los cartelitos que están dispersos por toda la universidad que dicen “PUNTO DE ENCUENTRO”. El punto 11 se encuentra antes de que empieces a bajar los altos escalones del Anfiteatro abierto San Martin. Los escalones suman diez en total. El escalón número 11 ya es propio, por eso no está materializado.

R- ¿Pero entonces los que construyeron esa zona de la universidad eran de la orden?

E- Te lo voy a contestar de esta forma. Todas las grandes construcciones tienen un por qué, un objetivo, simbolizan algo. El obelisco de Buenos Aires no está ahí porque sí. ¿Nunca te preguntaste que hace un símbolo Egipcio en el medio de la ciudad? Y no es la única ciudad ni el único elemento que da muestra de símbolos. La ciudad de La Plata está construida desde los cimientos como una ciudad masónica. Rio Cuarto está en el paralelo 33 si te fijas en un mapa planisferio. Todas las grandes ciudades del hemisferio norte tienen construcciones muy importantes en el paralelo 33. Era obvio que Rio Cuarto (El Imperio) tenía que tener la suya propia.


R- El año próximo se cumplen 100 años de La Reforma Universitaria. ¿Qué reflexión haces como miembro de la Orden con respecto a este nuevo aniversario?

E- Sin dudas fue un hecho que marco nuestra historia como sociedad. Mi reflexión en este momento pasa por el qué nos espera en el futuro. No te lo voy a negar, poco espíritu veo en la juventud, poco empuje y pocas ganas de ir por causas grandes. No hay epopeya planteada. Todos buscan acomodarse, aprobar sus exámenes, conseguir su trabajo y esperar un fin de largo. En estos cien años prácticamente no se ha dejado de reclamar las mismas cosas: boletos educativos, becas, fotocopias, infraestructura en las aulas, pero con eso no haces varones y mujeres que vayan por un país gigante, solo conseguís egresados. Quizás es una visión amarga, yo pienso que es real.

R- Bueno, creo que has despejado algunas de las dudas que tenía y muchos van a poder tener alguna idea de la Orden y de que están entre nosotros. Una última cosa ¿me explicarías que significa el símbolo que encontré dentro del libro?


E- Bueno sí. Has sido muy respetuoso y creo que puedo contarlo. Si miras el escudo de la universidad y buscas el significado de cada parte vas a encontrar que la guarda indigenista representa tradición, las iniciales UNRC se encuentran sobre un cielo celeste, las montañas representan la fuerza de la juventud sobre las bases de los mayores. La franja celeste es el rio, claro está. Pero ese semi círculo rojo debajo del rio no tiene significado… bueno, lo tiene, solo que no aparece. Ese pedacito del escudo es el que utilizamos como carta de presentación. Puede ser ubicado en jeroglíficos egipcios, solo que invertido. Aunque también puede representar una copa. El Grial siempre ha sido un tema mítico interesante, más aun para Córdoba. Bueno, como todo símbolo, sus interpretaciones son infinitas y cada uno puede resignificarlo.

La charla termina y nos separamos. Me quedan muchísimas preguntas para hacerle a “Erik”. No sé si me quedo claro cuál es su objetivo, si las preguntas que hice fueron las correctas. Ni siquiera sé si he ingresado en la orden o sigo siendo un esclavo del imperio. Quizás, en otros encuentros lo descubra y pueda traer nuevas historias desde la sombra hacia la luz.

LAS MÁS LEÍDAS

Encontranos en

twitter facebook instagram pinterest

Tema de la semana

¿Conoces a alguien que se haya graduado y este desempleado o precarizado?
Ninguno.. Todos tienen un buen empleo
Conozco varios (entre 1 y 5)
Conozco muchos (más de 5)