Historias

"Que todo el mundo tenga la oportunidad de acceder a la Universidad"

  Parece que en esta época los días y el sol acompañan cada puesta en marcha de proyectos, los estudiantes y la gente sale, se expone; Francisco Bertorello está con sus compañeros frente al comedor, las naranjas que tienen en la mano ofreciendo a la gente son simbólicas. Atravesando la fotocopiadora conducida por Dinámicas Estudiantil llegás a una sala de límites estrechos que representa un espacio de soluciones a las inquietudes y necesidades del estudiante. A lo mejor perdiste un guardapolvo o necesitas los cronogramas del mes que viene, sea lo que sea, el lugar tiene dinamismo, la puerta nunca deja de abrirse.

Francisco cuenta que desde muy pequeño la política estuvo presente en su vida: “Desde chico en mi casa siempre se habló de trabajo o de política, había una mesa de diálogo para cada tema: una para política nacional, otra para deportes o mujeres y otra de política internacional. Estaban divididas, pero lo principal siempre era el panel de política nacional, como le decía mi papa y sus amigos. No era gente con mucha preparación ideológica, pero tenían su postura, trabajaban y leían el diario”. Conjeturando un germen en todo eso, y quizás asociando a veces abogacía con política o que los políticos son abogados, él fue por abogacía.

 La amistad hizo que pruebe entrar en la agrupación: “lo que siempre me gustó fue que más allá de cuánto tiempo llegues a tener dentro siempre te vas a sentir parte de las decisiones por tomar, nunca sentí una bajada de línea”. Descubrió así un espacio de implicancia en donde el recorrido propio y la dinámica universitaria van de la mano, se trabaja para cumplir con tareas sustanciales cada día del año, la venta de apuntes en la fotocopiadora, atender a las condiciones de los becarios, clases de apoyo, talleres y actividades actualizadas visibles hacia afuera. Desde la actividad gremial e institucional se forma parte activa en las decisiones de la universidad presentando proyectos desde una perspectiva descentralizada pero sin desligarse de sí mismo o de los estudiantes representados. Esto significa que entre el compromiso y la puesta en marcha de actividades dentro y fuera del espacio universitario hay lugar para la vivencia personal entre solidaridad y pertenencia.

“Nosotros nacimos acá desde una iniciativa de adentro y dentro de nuestro claustro. Por eso las actividades hacia afuera son más puntuales, se va a algunos barrios pero la cuestión no es tan sistemática, a veces la actividad no es de la agrupación en sí, entra en juego más lo personal. Son varias personas de la agrupación pero que no le ponen la bandera, más allá de que estamos muy unidos en la agrupación. Nos hemos involucrado en cuestiones sociales, en la marcha de ni una menos hemos estado, en los últimos años en la marcha del 24 de marzo también. Costó mucho salir con una camiseta, se planteó la cuestión de salir como agrupación u organización o por iniciativa propia”, asegura Francisco.

Los desafíos que emergen suelen necesitar soluciones inmediatas, puede parecer así complejo determinar propuestas demasiado firmes o ideales, la manifestación cotidiana de la militancia en las marchas, discusiones políticas, talleres públicos, asambleas concibe otra agilidad; por eso desde Dinámicas creen que su modelo de trabajo funciona y se amolda atendiendo a todos los estudiantes en la universidad: “Por ahí uno tiene y esta esa cosa muy instalada de que bueno, tenés que tener una propuesta muy armada. Y por ahí no se coincide. Yo lo que estoy haciendo quiero que se pase a otro espacio más, quiero que se haga lo mismo; por ejemplo consideramos que el tema de las becas de trabajo es algo muy importante y queremos que puedan fijar pisos que a veces hay pero muy dispar. Fíjate la paradoja, nosotros aprendemos la teoría, lo importante es también darle un acento hacia la práctica para estar más en contacto con la gente. Y eso queremos como federación universitaria para que haya más prácticas comunitarias por ejemplo, que surjan desde un trabajo, desde una cátedra, no solo como federación. A veces hay propuestas concretas pero después no sabes, nos gustaría que sí, por supuesto; lo que siempre digo es que uno piensa una cosa y después incorpora un montón de cosas más que no habías pensando al principio”

En la agrupación confluye lo afectivo, es una experiencia intensa y puede ser un espacio de contención sobre todo si venís de afuera, de participación social y política; el tiempo dedicado se balancea con la formación que vas adquiriendo: “La universidad es mía, a la gente que está en la universidad la siento muy cercana a mí. Sobre todo se vuelve por la gente, por los compañeros de la militancia, los amigos, me cuesta diferenciar entre esas dos categorías; suelo decir que no vivo en rio cuarto, que vivo en la universidad”. Con  esa frase va surgiendo lo que él considera el gran tema por resolver: “hay chicos que tienen la oportunidad de estudiar y los que no, pero que contribuyen con su trabajo día a día sin nunca pasar más allá del predio; la universidad esta alambrada y distanciada, pero sólo son aspectos físicos, concretos”

A través de una anécdota ahonda más en el tema: “Hace un tiempo encontraron un libro del pintor Héctor Otegui, pero estaba guardado en un dispositivo muy antiguo parecido a un casete anterior al disquete, entonces lo que la gente pensó fue en ir directamente a buscar ayuda en la universidad porque se suele suponer que ahí van a estar todas las soluciones, se encuentra la gente que sabe; el asunto fue que en la universidad no se tira nada sino que todo se guarda por eso justo había un aparato que funcionaba para leerlo, pero estaba de pura casualidad, y no siempre sucede que el tema se resuelva de ese modo. Esa imagen del lugar con todas las respuestas y de la gente que sabe crea aún más distancia, es un tema complejo que abarca muchos factores pero pienso que sigue y seguirá siendo un propósito central el que cada vez más grupos puedan ser parte, acceder y acercarse”

Dentro del compromiso de hacer un lugar más amplio para todos, es oportuno explicar porqué regalaban naranjas al comienzo: “Por un lado, ha habido un debate hace un tiempo para definir el color y por el otro hace unos años que se presentó un proyecto que pedía góndolas en los comedores para los celiacos, y diabéticos. Hay una góndola bastante dispersa en el comedor y el resto queda en la nada. Pedimos en el consejo superior que actuara; además pedimos un proyecto para que se compren bancos adaptables para las personas de gran altura o con trastornos de obesidad; puntualmente es eso, toda la idea de la naranja apuntando a lo sano, jugamos un poco con nuestro proyecto”.

Francisco quedó muy agradecido por el interés y deseó mucha suerte a Portal Universo; para despedirnos, nos vamos con unas palabras de la agrupación:

“Creemos que los estudiantes deben ser representados por compañeros competentes, idóneos, abocados al estudio y comprometidos con la Institución; el representante de los estudiantes debe ser una figura seria, responsable, futuro profesional, crítico en su pensamiento. Nosotros queremos representarte, somos estudiantes como vos”



LAS MÁS LEÍDAS

Encontranos en

twitter facebook instagram pinterest

Tema de la semana

¿Conoces a alguien que se haya graduado y este desempleado o precarizado?
Ninguno.. Todos tienen un buen empleo
Conozco varios (entre 1 y 5)
Conozco muchos (más de 5)