Creatividad

Tipología de Estudiantes


  Un grupo de Investigadores de la UNRC ha comenzado a realizar un profundo relevamiento y análisis de una situación preocupante y estremecedora que viven año tras año los estudiantes. Hasta el momento nadie había hecho foco en esta temática ya que, como muchas de las cosas que pasan en la vida, se ha naturalizado entre los que habitan la universidad. Pero este grupo fue más allá. Decidieron ver cuál es el tema central de preocupación en los estudiantes de la UNRC entre los meses Noviembre/Diciembre y Febrero/Marzo. Los análisis primarios arrojaron datos certeros. La preocupación central para los estudiantes es: “RENDIR BIEN LOS FINALES”. Este suceso marca en la mayoría de los casos un antes y un después en el transcurrir del año académico.

  El grupo de investigación realizó una encuesta preguntando por qué era tan importante este suceso para los estudiantes. Algunos ejemplos de las respuestas a los que accedieron fueron las siguientes:

  • “Para salvar el año”.
  •  “Para salvar el cuatrimestre, aunque sea” .
  • “Para no sentirme con culpa en Navidad mientras como el pan dulce”.
  • “Para poder pedirle guita a mis viejos justificadamente”.
  •  “Sólo les pido a los profesores que me tengan piedad”.
  • “No sé por qué pierdo tiempo con esta encuesta, tendría que estar estudiando”.

  Hay otras cientos de respuestas de las cuales algunas son imposible de transcribir aquí por lo desgarradoras y terribles que han sido.

  Los investigadores comenzaron a ver que había muchos factores que influían a la hora de rendir los finales de las materias. Decidieron analizar también el contexto general tanto de la UNRC como también el de la Ciudad de Rio Cuarto y el Barrio Universitario (Higueras), ya que la mayoría de los más de 11mil estudiantes que posee la Universidad están distribuidos entre estas últimas dos zonas. Los sondeos mostraron que estas dos zonas poblacionales tenían cambios bruscos y repentinos e inexplicables en términos climáticos y económicos durante los periodos Noviembre/Diciembre – Febrero/Marzo. Esto provocó gran asombro en los investigadores ya que rompió con las reglas “normales” de la ciencia. Quizás es que no han podido interpretar o saber de primera mano las energías misteriosas que se movilizan en esos periodos de tiempo, pero los estudiantes las conocen a la perfección.

  Los datos que expondremos en la dimensión económica son algunos a los que pudimos acceder casi de contrabando y son según el rubro/actividad, el local comercial y la variabilidad que hubo respecto a las ventas realizadas a estudiantes de la UNRC:

  Algunos de los datos en el rubro ALIMENTOS son realmente sorprendentes. Aumento de 145% en venta de Yerba Mate en todas las marcas salvo en la “Verdeflor” y “Chamigo”; aumento de 96% en venta de café Arlistán; aumento de 75% en ventas de jugo Tang, Clight y Rinde Dos, 123% en masitas Criollitas y Traviata;  45% en mermeladas y picadillos; 67% en Promociones de Milanesas de Pollo, 52% en Pizzas y empanadas de “Pizza Nostra” y 36% en arroz y fideos de todas las marcas mas baratas.

  Dijeron los investigadores que las variaciones en yerba se deben a “un aumento excesivo en el consumo de mates y tererés. El aumento en la venta de jugos también está asociado a este fenómeno”. Según los analistas el Café Arlistán aumentó sus ventas por “la necesidad de consumir cafeína y hacer más largos los periodos de concentración y actividad de lectura de los estudiantes” (en criollo: “pasar de largo”).  Las galletitas pasaron a ser “el almuerzo y la cena por excelencia en los periodos medidos, acompañados por mermeladas de zapallo y ciruela y picadillos varios”.

  “Otros aumentos notables fueron el ventas de cigarrillos, de chocolate Daqui, alfajores Tatín y caramelos Palitos de la Selva debido a la ansiedad generada y la baja disponibilidad de dinero en el bolsillo de los estudiantes en los periodos medidos”, dijo uno de los capos de los investigadores.

  Las notas anexas mostraron que los comerciantes chinos muestran la misma alegría nula de siempre pese al aumento de las ventas en algunos productos. Es que también les cayeron abruptamente las ventas en productos de limpieza (lavandina, jabones, líquidos con olorcito rico que se van rápido, etc). El mercadito “Luján”  en frente de las 320 viviendas te sigue fajando con los precios, del mismo modo que los de “Onda verde” de Barrio Universitario, y al igual que cualquier comercio que abre todo el dia. Pese a esto Marcadito Luján sigue siendo uno de los más elegidos por los estudiantes del centro que no asisten al “Supermercado TOP”. Algunos estudiantes del Monoblock 2 de las 320 le comentaron a este cronista que el mercadito Luján ha sido el que mas ha crecido en estos últimos tiempos en la zona esa. En el barrio Universitario, Carloncho nos dijo que los de  “Onda verde” siguen atendiendo con la misma cara de traste de siempre.

  Por otra parte, en el rubro PAPELERÍA el comercio mas beneficiado fue la papelera “Gasó” y la mercería “que está acá a la vuelta y que tiene de todo”. Los mayores aumentos son de entre un 120 y 140% en fibrones/marcadores de colores, en anotadores con pegamento de 1millon de distintos colores, de separadores y de cartulinas. Uno de los gerentes de Gasó dijo: “Nos enorgullece ser los principales proveedores de los estudiantes. Brindamos nuestro mejor servicio para que si rinden mal el final al menos tengan bien coloreado sus apuntes y los anotadores bien distribuidos y pegados en las paredes de los departamentos”.  Las viejas de las mercerías también se mostraron contentas y dijeron: “Gracias a los chicos nosotros nos mantenemos. Tenemos que decir una cosa: si un estudiante se recibe o abandona a nosotras se nos caen las ventas”.

  Hasta allí, algunos datos en rubro de ventas de todo tipo.  Pero claro que no nos olvidaremos de nombrar los cambios increíbles en el clima. Dijo uno de los especialistas en la investigación: “El clima en épocas de finales se comporta muy extraño. Pareciera que Dios estuviese jugando con las nubes, el sol y las lluvias”. Es que los datos muestran que en Noviembre/Diciembre los “calores pileteros” llegan de la nada en los días de mayor necesidad de estudio para poder rendir, por más que Infoclima diga que hay lluvias o nevadas. Las tormentas llegan en los días en que se registran mayor melancolía y extrañez de los estudiantes. Los días de sol son tremendos. Las temperaturas llegan a los 80°C al interior de los departamentos y no hay ventilador que pueda.

  “Esto del clima me parece una cosa insólita. Es muy extraño. No hay manera de acertar. Creemos que Cococho está detrás de todo esto”, concluyó el investigador.

  La investigación, además de observar las variabilidades en la actividad económica y climática de la Ciudad de Rio Cuarto y Barrio Universitario, los investigadores decidieron analizar en específico la situación de exámenes finales. Introdujeron con la ayuda de personal No Docente (mas específicamente con la ayuda del “Gallina”) cámaras y micrófonos en cubículos y aulas para poder observar los comportamientos, conductas y diálogos de los estudiantes en situación de exámen final. Roberto Warner, uno de los especialistas en Comportamiento Humano dijo lo siguiente a este portal: “Cuando vimos lo que vimos y escuchamos lo que escuchamos nos cagamos muy mucho de risa. A uno de nosotros se le acalambró el abdomen y otro se quedó sin aire, calculá. Cada 15 días nos juntamos en mi casa y ponemos los videos en un proyector y nos reímos toda la noche. Nos ha unido mucho como grupo”.

  La innumerable cantidad de casos en situación de exámen final analizados les permitió a los investigadores acceder a una información muy amplia. Esta información, creyeron, era necesario procesarla y evaluarla en función de los objetivos de su investigación. “La intención es arrojar luz a una situación absolutamente tenebrosa y traumática para un estudiante como es rendir un final, y de paso reírnos un rato” dijo Roberto. El especialista recomendó ir a lo de un psicoanalista que atiende solo a estudiantes para ver si lo de “tenebroso y traumático” era cierto.

  Es así que nos topamos con Sigmond Trosk, un viejo de 75 años, Psicoanalista, viejo afiliado del Partido Comunista, de renombre entre los estudiantes de la UNRC. Trosk, ante la pregunta de si era tensa la vivencia de un estudiante en un final respondió asi: “Lo que te puedo decir es que todos se cagan hasta las patas. Todos los que vienen acá se alimentan con uñas durante Noviembre/Diciembre y en menor medida en Febrero/Marzo. Es mucho el nerviosismo y el peso en época de finales. El gremio de los proteccionistas de “Capuchones Bic” están cansados del maltrato que reciben pobres plásticos. Yo, por mi parte, la estoy levantando en pala, así que me viene bárbaro”.

  Resuelto esta incógnita psicológica, avanzaremos en la información proporcionada por la investigación. Los analistas, luego de sus observaciones profundas, desarrollaron una “Tipología de Estudiantes que rinden finales” basados en los comportamientos, conductas y diálogos en dicha instancia. “Cada Tipo de Estudiante está formado según un comportamiento específico, una manera de actuar determinada”, dijo Marcelo Terroba, peluquero e investigador.

  Han decidido ordenarlos según las tres instancias de las que consta el proceso de rendir un final. Estos son el ANTES, el DURANTE y el DESPUÉS. Cada uno de estos momentos tiene particularidades en sí mismas que inciden e influyen de manera diferente en los diversos Tipos de Estudiantes. Los Tipos armados son indistintos del sexo. Pasamos a dejarles dicha tipología y su descripción:

En el ANTES:

  El Manipulador: utiliza métodos extorsivos para convencer a sus amigos para juntarse a estudiar porque no puede estudiar solo. Baja capacidad de concentración. Grandes capacidades distractivas. Expresiones típicas: “Ya vas a querer algo; ¿Así te decís mi amigo/a; Ya van a caer solitos”.

  El Pollerudo: es aquel que intenta, de alguna manera, equilibrar los tiempos dedicados a su novia/o y los estudios. Los casos mas agudos se dan en aquellos estudiantes que poseen a su pareja a mas de 10km de distancia. Baja capacidad de negociación, baja fortaleza emocional. Nivel de atención medio.

  El Resignado: sin dinero para salir, sin novia/o, sin futbol para ver en la TV, sin wifi o internet disponible, no tiene mas remedio que estudiar. Cuando llegan épocas de bonanza económica cambia drásticamente su comportamiento. Alta tendencia a salidas, baja concentración.

  El Recolector/a: acumulador compulsivo de resúmenes, apuntes manuscritos, archivos digitales, capturas de pantalla de teléfonos, fotos y todo aquello que crea necesario para rendir. Suele tener dilemas para poder ordenar y saber qué estudiar realmente. La información que tiene disponible es mayor a la capacidad de procesamiento. Desordenado en general. Sube fotos en Instagram de sus apuntes enquilombados. Alta capacidad de concentración, altos niveles de voluntad académica. 

  El Mamero/a: brinda partes médicos y de prensa minuto a minuto sobre su situación académica a su madre.  Teléfonos con servicio Claro para hablar gratis unos con otros. Uso de whatsapp intensivo. Tiene agendada a su madre como “Mamu; Mamucha; Mamiiii”. Se esconde en la habitación o en un baño cercano para hablar con su progenitora. Suelen mostrar signos de desconocimiento en la cocina. Altos niveles de tensión y presión. Potenciales Pollerudos.

  El AutoPsicólogo: analiza todas las variables emocionales y psicológicas de por qué debe rendir bien el final que se avecina. Sabe que si rinde mal se le viene la noche y que si rinde bien tendrá grandes beneficios económicos y pasividad. Brinda sus propias respuestas a sus dilemas académicos. Su mente trabaja todo el día. Centrado, de alta capacidad analítica. Gran capacidad de concentración. Muestran un alto índice de derrumbe emocional en situaciones negativas.

  El Optimista: aunque todas las variables estén en contra de la posibilidad de rendir bien, siempre encontrará una razón por la cual manetenerse en camino. Siempre de buen humor, con confianza. Altos niveles de alegría y felicidad. Fiesteros. Frases típicas: “¿Qué es lo peor que me puede pasar?; Si pudo fulano por qué no voy a poder yo; No se cómo pero voy a llegar”.

  El Pesimista: polo opuesto del Optimista. Siempre bajón. Gran buscador de quintas patas de gatos. Ven siempre el vaso medio vacío. Rara vez cambian de parecer. No dejan que se les brinde ayuda. Siempre creen estar cortos de estudio para presentarse.

  El Pateador: aquel que turno a turno, llamado ha llamado, mesa a mesa, decide posponer su asistencia al exámen final. Grandes habilidades justificatorias y argumentativas que recubren un miedo profundo a rendir. Se inscribe en todos los llamados por las dudas. No le gusta ver las ausencias en el SIAL. Frases típicas: “En el llamado que viene me presento”.

  El Perfeccionista: No puede comenzar a estudiar sin todo el material disponible. Siempre tiene las fotocopias encuadernadas y las ojas sueltas en un folio específico. Hacen resúmenes excelentes.  Usan 1 color de marcador para títulos, otro para subtítulos, otro para texto y otro para cuadritos (Método arcoíris). Compran abundantes anotadores y separadores. No toman mate ni bebida alguna durante el estudio para no manchar nada. Ordenados, limpios. Alta concentración. Alto índice de efectividad en exámenes.

  El Cabulero: deja librado su destino a las fuerzas místicas y/o celestiales del universo. Su cábala puede ser una canción, un calzoncillo o bombacha, un par de medias, una remera, un ritual, una estampita de un Santo o la Virgen María. Tendencias al New Age. Apasionado de lo misterioso, curioso. Suelen ser seguidores de Guachito Gil, del Cura Brochero. Creen que el destino es algo premeditado. No suele haber relación entre el uso de la cábala y su nota final de exámen. Alto nivel de misticismo. Frases típicas: Si le va bien: “Gracias Gauchito Gil; ¿Viste? Vos me decías que era una boludez; Nunca me falla la cábala” – Cuando le va mal: “Nunca más uso estas medias”.

En el DURANTE:

  El Cojudo: entra a rendir el final con mas huevos que conocimiento. Gran capacidad para disimular su nerviosismo. Cuenta con gran capacidad de resistencia a preguntas incisivas y duras. Mira a cada exámen como algo a lo que no hay que tenerle miedo. Tiene una gran admiración por parte  de sus compañeros por asumir tantos riesgos. Alta capacidad de combate. Hábiles en el desenvolvimiento espacial. Alta resiliencia. Frases típicas: “Una materia no va a poder conmigo; Les voy a enseñar que el agua no se mastica, Les voy a preguntar cuántos pares son 3 botines”.

  El Guitarrista: el más conocido de los Tipos de Estudiantes. Es aquel que ante una pregunta que desconoce, o que sabe poco y nada, saca todo su arsenal de chamuyo para poder sobrepasar la situación de la mejor manera aunque sepa que habrá turbulencias. Incapacidad de brindar datos o conceptos con precisión. Cuenta con grandes habilidades en el uso de la palabra, la expresividad y el carisma. Recurren a su base de datos mental en milésimas de segundo para brindar respuestas muy elaboradas pero carentes de sentido o que se ajusten a lo preguntado por el tribunal del examen. No le interesa generalmente la nota fianl. Alto nivel de evasión conflictiva, alto nivel de inteligencia. Apodos: charanguista; violinista; Chimmy Hendrix.

  El Gato: sus habilidades y efectividad en finales son comparables con dicho felino: siempre aprueba rasguñando. Nadie sabe cómo hace pero siempre cae bien parado. Se mueve sigilosamente desde el pasillo al cubículo o aula. Maúlla (o habla) solo cuando se lo indican. Posee grandes habilidades para mantener el equilibrio y la templanza ante finales que parecen perdidos. Acumulador compulsivo de notas 5 en su libreta. Frases típicas: “Zafé de pedo”.

  El Veterano de Guerra: es aquel que ya ha pasado en varias ocasiones por la dura batalla de un final de una materia en particular. Sus cicatrices lo han hecho más resistente emocionalmente y las preguntas incisivas y las miradas docentes ya no le hacen el más mínimo rasguño. Acumula bronca creciente con la materia con la que batalla y sus respectivos profesores. El Veterano de Guerra brinda a los soldados nuevos todos los detalles de cómo será el combate del exámen final. Qué misiles lanzarán los docentes, qué bombas pondrán en el camino y cómo desactivarlas y cuales son las características del enemigo. De yapa el Veterano te brinda un instructivo de cómo salir eyectado del avión del exámen final en caso de desaprobar y salir ileso. Apodos: El Experimentado; El Guerrero.

  El Higuaín: este estudiante rinde todas las materias, pero no puede meter las más importantes. Por alguna extraña razón acumula la materias más fáciles de la carrera pero no puede sacar las troncales. En situación de exámen final suele errar muy feo en sus respuestas a preguntas clave o hablar de temas de otras materias. Pifiador por excelencia.

  El Maradona: admirado por su capacidad de gambeta, por ser el mejor de todos. Cuando llega a rendir todos saben que va a aprobar. Siempre la clava al ángulo.

  El Diario Mojado: es aquel estudiante al cual no se le entiende nada de lo que dice. Durante el exámen su mente posee un desorden tan grande que no puede procesar bien la información y deriva en una baja capacidad de transmitir ideas y conceptos precisos.  Suele tener relación con El Lagunero, El Tildado y El Disco Rayado. Altos niveles de bochazos. Acumulador compulsivo de notas 2.

  El Sensible: es al que más afecta los finales. Muestra una inmensa felicidad cuando rinde bien y un llanto incontenible cuando rinde mal. No hay equilibrio emocional. Altos niveles de nerviosismo. Incapacidad para poder controlar sus impulsos emocionales. Suele ser una continuidad del Tipo Mamero/a.

 

En el DESPUES:

  El Competitivo: quiere saber a toda costa cual es la nota que han sacado sus compañeros. Si no accede a la información en esa mismo día, escribe a los que rindieron por whatsapp o Facebook preguntando qué nota sacaron. Se lamenta si alguien que estima inferior sacó una nota mejor. Envidia a los chicos 10.

  El Entrevistador: cada vez que sale un compañero de rendir le hace las preguntas de rigor: Qué, cómo, cuándo, dónde, quién y por qué. Utiliza esta información para almacenarla en su base de datos y espera que le sirva para anticiparse a las posibles situaciones que atravesará.

  El Teatrero: hace una pantomima de su situación de exámen, haya sido positiva o negativa.

  El Humilde: sea como sea su resultado, siempre de perfil bajo. No le gusta andar comentando sus notas y suele marcharse rápido del pos exámen.

  El Mark Zuckerberg: siente la necesidad imperiosa de publicar en las redes sociales el resultado de su exámen.  Siempre publica los resultados positivos. Sube a la web fotos en Instagram de su libreta universitaria, manda besos a los profesores por Facebook, se despide fervorosamente de la materia por Twitter. Le gusta recibir “me gusta” o corazones. Frases típicas: “Una menos; Besitos a los profes; Un paso mas cerca ;) “

  Como verán, los Tipos de Estudiantes que rinden finales son muy complejos y variados. Aquí no exponemos todos por una cuestión de espacios, pero sepan que hay otros tantos mas.

  La investigación sigue desarrollándose a paso firme y aportando cada día nueva información sustancial para el estudiante universitario.  La Tipología del Estudiante ayudará a comprender mejor los diferentes sucesos de los exámenes finales en función de factores de personalidad, de conducta y otras variables.

  Si bien el estudio estuvo posado sobre el universo estudiantil, también se han realizado preguntas sobre los docentes. Nadie ha podido explicar aún en el mundo cómo es que hay profesores tan sanguinarios cuando hasta hace un par de años atrás eran estudiantes. Nadie sabe a ciencia cierta qué pasa en el medio. Ellos viven a los exámenes finales, según los boca de urna, de una manera muy distinta al estudiantes. Seguro será otro tema para otra investigación de este fabuloso Grupo de Investigadores de la UNRC.

LAS MÁS LEÍDAS

Encontranos en

twitter facebook instagram pinterest

Tema de la semana

¿Conoces a alguien que se haya graduado y este desempleado o precarizado?
Ninguno.. Todos tienen un buen empleo
Conozco varios (entre 1 y 5)
Conozco muchos (más de 5)